Especialistas advierten por intención de Macri de avanzar con el voto electrónico

27/11/2017 | Revista Norte

LO CONFIRMARON FUNCIONARIOS NACIONALES.

A partir de marzo el gobierno pretende retomar la discusión sobre los cambios en el sistema electoral.

El crítico informe de factibilidad sobre el voto electrónico que realizó el Conicet volvió a colocar en la agenda política la reforma electoral que el Gobierno impulsa desde hace un año y medio. Pese a la advertencia del instituto de ciencias, desde el Ministerio del Interior anticiparon a ámbito.com que a partir de marzo se podría retomar la discusión sobre los cambios en el sistema electoral.

La implementación de la Boleta Única Electrónica (BUE) en todo el país a partir de las próximas elecciones es el punto más polémico de la propuesta. En ese sentido, los expertos en materia de derechos civiles y electorales reiteraron su preocupación considerando que se trata de un “capricho” del Gobierno al punto de comparar el proyecto oficial con el sistema de votación en Venezuela.

La reforma electoral que auspicia la Casa Rosada cuenta con media sanción de Diputados y se encuentra en la Cámara alta, donde en noviembre del año pasado quedó en suspenso tras la negativa de los senadores a dar luz verde al proyecto que había sido girado por los diputados.

La iniciativa volvió a entrar en escena luego que el Conicet desaconsejara “en el corto y mediano plazo” la implementación de tecnología en la emisión del voto. Si bien desde la Secretaría de Asuntos políticos señalaron que los resultados del informe eran “esperables”, sostuvieron que el análisis de factibilidad no tomaba en cuenta la media sanción que ya tiene del proyecto.

En ese sentido, la presidenta de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche, defendió lo realizado por el instituto de ciencias y salió al cruce de la oficina que conduce Adrián Pérez. “Ahí donde la media sanción quiere poner tecnología es donde el informe pide no poner tecnología”, advirtió a este medio la especialista en derechos civiles.

Pablo Secchi, Director Ejecutivo de Poder Ciudadano, también se mostró crítico con el Ministerio del Interior porque “decir que no se analizó la media sanción en Diputados es mentira”. En ese contexto, reprochó la intención del oficialismo de avanzar con el voto electrónico: “Si querían ser cancheros y modernos, llegaron veinte años tarde. Las principales naciones del mundo fueron para atrás con el voto electrónico”.

En tanto, Leandro Ucciferri, investigador de la Asociación por los Derechos Civiles (ADC), consideró que “es preocupante que aún con las opiniones de expertos que demostraron vulnerabilidades y los que establecieron que no es recomendable incorporar tecnología se quiera insistir” con la incorporación del voto electrónico.

Por lo pronto, los expertos coincidieron en tres principales problemas con la implementación del voto electrónico que está incluido en la reforma electoral: el uso de computadoras en la emisión del voto, la imposibilidad de la ciudadanía de auditar el proceso electoral y la creación de figuras penales que tipifican prácticas de seguridad informática.

“Poner tecnología en el momento del voto es riesgoso porque hoy no existe ninguna tecnología apropiada para esa instancia”, advirtió Busaniche. En ese contexto, afirmó además que el proyecto que hoy descansa en el Senado “delega en el Poder Ejecutivo la definición del sistema electoral con lo que ingresamos en una situación institucional muy grave”.

Asimismo, Ucciferri puso el ojo en la auditoría ciudadana del proceso electoral al advertir que “el votante tiene que poder de alguna forma entender todo el proceso eleccionario”. En ese sentido, el experto en derechos civiles señaló que “esto se dificulta cuando ponés una computadora porque el elector no tiene los conocimientos sobre seguridad informática para entender cómo funcionan el software y el hardware”.

Por su parte, Secchi afirmó que en el proceso electoral “el ciudadano no tiene que tener dudas que está solo ante su elección”. Al respecto, sostuvo que “meter una computadora en ese momento es al menos vulnerar el secreto que se tiene en el instrumento de votación”. El Director Ejecutivo de Poder Ciudadano recordó cuando en 2013 el presidente de Venezuela Nicolás Maduro había advertido que sabía quiénes habían votado por él: “Sea verdad o no, al ciudadano eso ya lo condiciona”.

Por último, Ucciferri mostró también su preocupación por “la incorporación de algunas figuras delictuales o la incorporación de algunas conductas” en el proyecto de reforma electoral. El investigador sostuvo que “el problema es desde el punto de vista de la seguridad informática porque profesionales no pueden investigar con los mismos equipos”.

Por lo pronto, en el comienzo del próximo año legislativo el Gobierno activará en el Senado los resortes para avanzar con el proyecto de reforma electoral y se espera que el debate alrededor del tecno-voto vuelva a tomar temperatura.-

Ambito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.